EstherEnMontreal·ocio·Sin categoría

Una corta visita a la capital: Ottawa

Una vez visitada la capital ya puedo decir que he estado en las dos ciudades más importantes de Canadá. Y sí, la segunda es Montreal que ya me tiene robado el corazón. Aunque es muy pronto para pensarlo ya siento nostalgia de saber que algún día me iré de aquí. Y después de mirar cuales son las opciones de quedarse, he llegado a la conclusión de que jamás volveré a estar donde estoy, y es por eso que tengo que aprovechar cada minuto que me queda. Así que ayer por la mañana cogí un autobús junto a mis amigos y nos fuimos a la capi.

 Sí, el autobús era exactamente igual a este, pero esta foto la hice hace una semana. Cuando subes crees que todo será perfecto, que “¡Oh! ¡Super! ¡Como en las películas americanas!” Pero esa emoción te dura sólo hasta que entras. Sí, es tal y como imaginabas, pero eso de que los asientos son bancos para dos personas ya no te hace tanta gracia, muy poco espacio y mucho frío. No es que me queje por lo “diferentes” que son esos autobuses, en realidad por el precio por el que hemos ido ha resultado ser una ganga, pero es que realmente eso no era nada. Lo peor llega cuando el chofer arranca el autobus. AB tenía la teoría de que íbamos a volcar por la carretera y así hacer mitad de camino de lo rápido que hacía las curvas. Al final y sin sustos hemos ido y vuelto.

Parliament of Canada

El grupo entero teníamos organizada una visita en el parlamento de Canadá, que al principio pensaba que sería el típico muermo que dices: “Bueno, lo hago porque hay que hacerlo, pero vamos que si no he visto el de España (comentaban algunos) ¿para qué voy a ver el de Canadá?”. Así pensaba yo, rápido y después de las maravillas que escondía dentro, cambié de opinión.

Antes de nada quiero hacer un inciso, los guardias de seguridad TODOS un encanto. Nada más entrar me registraron la mochila y vieron…

DSC_0878.JPG

¡Sorpresa! Mi bandera de Andorra.

La cuestión, que sacó la bandera y empezó a abrirla, cómo hablan en inglés al principio no noté que estaba bromeando, pero luego empezó a preguntarme que de dónde era y a reírse (imagino que porque jamás habría escuchado hablar de mi precioso país). Luego en el control de objetos también, super amables con una sonrisa de oreja a oreja. De hecho, la mujer que estaba en el control de seguridad me encontró dos destornilladores pequeños y los miró y sonrió, lo que se le pasó por la cabeza no lo sé, pero puedo imaginarlo, los comentarios de mis amigos no se hicieron esperar. No creo que sea tan raro llevar destornilladores en la mochila… La gente es rara, yo soy la normal.

raw

Luego sucede como todas las visitas, cosas impresionantes que hay que verlas, pero no me voy a enrollar, lo que más me gustó y merece aparecer en mi blog es la biblioteca: AWESOME!

Library of Parliament #Ottawa #Canada #estherenmontreal #library #books #biblioteca

A post shared by Esther González (@estheryloslara) on

Tarde libre

Por la tarde, supuestamente íbamos a ir a patinar al río, pero la capa de hielo no era suficiente gruesa y tuvimos que quedarnos con las ganas.

Así que decidimos visitar lo poco que conocía OD. Aquí igual, podría explicar mil cosas, pero lo resumiré, vimos nieve y hielo. Eso sí, nos llevó al canal dónde supuestamente teníamos que patinar y comprobamos a ver si el hielo estaba o no helado.

Conclusión: Muy injusto que no nos dejaran patinar, sobre todo para AV que pese a mis advertencias de no llevar los patines, los trajo y tuvo que cargarlos durante todo el día.

Y aquí, para los más curiosos, encontraréis fotos del viaje.

ALBUM OTTAWA

(vale, sí… todavía no sé poner albums. Si alguien sabe y se ofrece a enseñarme se lo agradezco)

Quiero decir que cómo ciudad turística me ha encantado, me ha parecido muy bonita y que sí, volvería otra vez. Así que os la recomiendo. Pero recordad que sólo estuve un día y fue poco lo que ví, así que eso es lo máximo de objetividad que os puedo ofrecer.

Y dejemos de hablar de Ottawa, actualizo: Después de un mes en Montreal, el francés québécois y yo vamos siendo cada día más y más amigos, es algo que me sigue costando pero es de esas cosas que echaré de menos cuando me vaya.

Si alguien no entiende francés que me disculpe por tantos videos humorísticos que subo a cada artículo.
A la vez, agradezco a quién contribuye a que descubra estos vídeos.

Los “québécois” igual, cada día voy entendiéndolos más, en lo bueno y en lo malo. Siento que son muy individualistas y eso hace que con mi naturaleza tímida me cuesta hablar con más persinas de las que me presentan; pero también creo que ese estilo de vida no es muy distinto al que siempre he llevado. En cambio, no creo que afecte mucho a su personalidad ya que me parecen de lo más agradable que he encontrado en mi vida.

giphyj

Otra cosa de ellos que me parece curiosa, y esto va sobre todo para las chicas, es que aquí somos nosotras las que tenemos que currárnoslo si queremos llegarle a la patata a un montrealés. Me lo advirtieron antes de venir, pero no sabía hasta que dimensión podría ser verdad.

Esta soy yo en 10 años si algún día decido quedarme en Montreal

En cuanto a la comida ya voy comiendo más, sobretodo porque ahora como en la universidad que hay de todo y sino salimos de vez en cuando a cenar. Efecto rebote en 3..2..1. El día que coma de verdad, haré un artículo que hable de ello, de momento si queréis os adelanto sobre el tema de las cervezas, que aquí… no he encontrado aún una como la cruzcampo…giphy1.gif

Pero bueno, ¡¡esto es todo amigos!!

Hasta la próxima

Anuncios

3 comentarios sobre “Una corta visita a la capital: Ottawa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s